Web sosracismomadrid.org

Deportación de solicitantes de aslio en Marruecos

A las cuatro de la mañana del día diecisiete de septiembre los militares marroquíes han efectuado una redada en el barrio de Ainada 2 en Rabat.Eran las cuatro de la mañana cuando las fuerzas de seguridad marroquíes han causado el pánico en la zona, donde viven muchas mujeres y niños subsaharianos, en su mayoría procedentes de países como República Democrática de Congo y Costa de Marfil.

La redada ha sido especialmente dura y se cuentan una veintena de heridos de consideración por la violencia con que los militares marroquíes han actuado contra los inmigrantes subsaharianos. No ha respetado el gobierno marroquí ni siquiera a los demandantes de asilo que se encuentran bajo la protección del mandato de las Naciones Unidas.

Diez autobuses con cuarenta personas cada uno de ellos, han partido a la frontera de Argelia para deportar a estos inmigrantes que no han pasado ni siquiera por un tribunal. De entre los deportados hay una cincuentena de congoleses que son demandantes de asilo en territorio marroquí, huyen de una guerra Sangrienta que en cuatro años se ha cobrado la vida de tres millones de personas. Además, hay demandantes de asilo de Costa de Marfil, un país también destrozado por una guerra detrás de la cual están los intereses de las grandes multinacionales.Algunos nigerianos deportados también tienen su carta de ACNUR que les acredita como demandantes de asilo. Nigeria, uno de los países más peligrosos e inestables de África, tiene demasiado petróleo como para que el primer mundo les deje tranquilos.

Los diez autobuses que han partido con estos cuatrocientos inmigrantes hasta la frontera de Argelia, se han parado en la autovía de Rabat, unos kilómetros antes de llegar a Fes. El motivo ha sido que los militares han empezado a tener miedo porque uno de los inmigrantes congoleses no paraba de sangrar, en Rabat las fuerzas de seguridad marroquíes le habían abierto la cabeza. Mpele, que así se llama según sus compañeros el subsahariano gravemente herido, también es demandante de asilo político y está bajo el mandato y la protección de las Naciones Unidas.

Este es un hecho más que relata la realidad del país al que encargamos y subcontratamos el control migratorio.
Reclamamos:



« La UE debe renunciar a los campos de extranjeros fuera de las fronteras de Europa y a su política de externalización
Demandantes de asilo en Marruecos, informe ACNUR »

No discriminamos navegadores. Comprueba estandar HTML 4.01 No discriminamos navegadores. Comprueba estandar CSS